Noticias

Christian Nodal ahora es acusado de falsificar una firma en contrato con Universal Music

En el año 2022, Universal Music presentó una demanda contra Christian Nodal, buscando evitar que el cantante reclamara ilegalmente la autoría de los álbumes «Me dejé llevar», «Ahora» y «AYAYAY!», que incluyen éxitos como «Adiós amor», «Nace un borracho» y «De los besos que te di».

Ahora, la discográfica ha solicitado que el caso sea llevado ante la justicia, lo que implica su presentación ante un juez penal federal para que se tomen decisiones legales sobre las acusaciones de falsificación y fraude.

Antes de llevar el asunto ante el juez, las decisiones se tomaron en la etapa de investigación, a cargo del Ministerio Público o la fiscalía. Durante esta fase, se recopilaron pruebas y se tomaron declaraciones, inicialmente sugiriendo que Nodal había salido victorioso en la disputa legal.

Sin embargo, durante el proceso de investigación, y según lo afirmado por Universal Music, el Ministerio Público Federal, que está a cargo de la carpeta de investigación número FED/DGCAP/DGCAP-CDMX/94/2023, iniciada el 10 de junio del año pasado y a la que EL UNIVERSAL tuvo acceso, ha descubierto que la firma del notario en los contratos presentados por Nodal no corresponde a su escritura original.

Debido a que 32 documentos no cuentan con la autenticidad de la firma del notario, Universal Music está solicitando que la investigación se lleve ante la justicia y se presente ante un juez penal federal para proceder contra Nodal. Universal sostiene que los padres del cantante fabricaron contratos para atribuirle a Nodal la titularidad de las obras, lo que consideran un acto de fraude.

La historia

En el año 2022, la discográfica inició una demanda contra los padres del cantante, Jesús Jaime González Terrazas y Silvia Cristina Nodal Jiménez, y posteriormente contra el propio Nodal. La acción legal se fundamenta en la posible falsificación de 32 documentos presentados en una demanda contra la disquera en 2021 por parte del cantante y su familia, tras su decisión de abandonarla.

El cantante describió su relación con Universal Music como «tóxica». A pesar de intentar negociar la renovación de su contrato, no logró un acuerdo ni obtuvo su libertad contractual de inmediato. Fue entonces cuando anunció su firma definitiva con otra discográfica, aunque aún mantenía un contrato vigente con Universal Music.

La discográfica ha solicitado que el caso sea llevado ante la justicia, lo que implica su presentación ante un juez penal federal para que se tomen decisiones legales sobre las acusaciones de falsificación y fraude.

La decisión del cantante de firmar con otra discográfica, dejando de lado casi por completo los acuerdos con Universal Music, llevó a que la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas (AMPROFON) lo vetara, impidiendo la difusión y comercialización de su música sin el consentimiento de Universal. Esto lo llevó a emprender acciones legales.

Fue entonces cuando el intérprete de «Adiós amor» logró obtener una suspensión definitiva contra el veto a finales de 2021, argumentando que no tenía ningún contrato vigente con Universal. Sin embargo, ahora, esos documentos que utilizó para obtener la suspensión son los que, según las investigaciones, se consideran presuntamente fraudulentos.

«Nodal entonces señaló: ‘Yo tengo una resolución de una juez federal que ordena que no se haga posible todas las medidas que solicitó Universal, que no existe tal veto, tan falso es que un juez lo está ordenando… Como yo no quise firmar un nuevo contrato, están vendiendo todo este circo'».

Con información de El universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *